PRIMEROS BÁSICOS APRENDEN A IDENTIFICAR Y A PRONUNCIAR LAS LETRAS DEL ABECEDARIO

Con la ayuda de su pizarra y distintos personajes de cuentos infantiles, los alumnos y alumnas de primero básico refuerzan la lectura, la escritura y el sonido de las letras, de una manera entretenida y didáctica. En este nuevo mundo llamado “trapoletalandi”, caracterizado por la imaginación y la fantasía, los estudiantes aprenden a identificar visualmente las vocales y cada una de las letras que forma nuestro abecedario.

A través de esta actividad, los alumnos y alumnas reconocen las letras y descubren que cada una de ellas tiene su propio sonido y grafía; además, aprenden a decodificar, asociar y a combinar las vocales, junto con la secuencia de fonemas que las componen. Para crear este ambiente lingüísticamente estimulante, las docentes se caracterizan de algún personaje de cuento infantil, con el objetivo de acercar a los y las estudiantes al mágico mundo de las letras.

Al ser consultada por esta interesante estrategia de aprendizaje, la profesora de lenguaje y comunicación, Anahí Olguín del Prado, señaló que “es una instancia para que los estudiantes aprendan la adquisición de la lectura y la escritura, en un mundo rodeado de imaginación y creatividad. En este contexto, a medida que reforzamos una letra, aparece un personaje distinto para cada palabra, lo que permite potenciar las consonantes junto con las demás vocales”.